• Cuponstar

Era Pos-Digital: Llegó la muerte de las oficinas

Declaraciones del CEO de Airbnb dieron por muerta a la oficina: “es anacrónica, predigital”.

Afirmó que la pandemia cambió para siempre la forma de trabajar; críticas al modelo híbrido que adoptaron otras compañías globales.



El CEO de Airbnb, Brian Chesky, afirmó que trabajar en la oficina ya es una reliquia del pasado. En una entrevista para The Leadership Brief, Chesky, de 40 años, dijo que cree que la oficina es “una forma anacrónica” que corresponde a “una era pre-digital”.


Sus comentarios se produjeron después de que Airbnb anunciara a principios de este mes que dejará que los empleados trabajen a distancia para siempre sin un recorte salarial, citando la capacidad de ampliar su reserva de talento y señalando que la compañía tuvo su período de dos años más productivo mientras trabajaba a distancia.


“Creo que la oficina, tal y como la conocemos, se ha acabado”, dijo el ejecutivo a Time. “No podemos intentar aferrarnos a 2019 más que a 1950. Tenemos que avanzar”.

En este sentido, agregó: “Si la oficina no existiera, me gusta preguntar, ¿la inventaríamos? Y si lo inventáramos, ¿para qué se inventaría? Evidentemente, la gente va a seguir yendo a los hospitales a trabajar, va a seguir yendo a las cafeterías a trabajar, esos espacios tienen todo el sentido. Pero creo que para alguien cuyo trabajo es en un portátil, la pregunta es, bueno, ¿qué se supone que hace una oficina?”.



Poco tiempo después de anunciar que Airbnb será totalmente remota, Chesky dijo que la página de contrataciones de la empresa recibió más de 800.000 visitas, según precisó Business Insider.


En enero, Chesky dijo que estaba “viviendo en Airbnb”, trabajando desde varias ciudades de Estados Unidos. En su entrevista con Time, reconoció que todavía habrá cierta necesidad de algunas oficinas, pero concluyó que “la oficina tiene que hacer algo que una casa no puede hacer”.

“La gente seguirá yendo a las oficinas, pero será para fines diferentes, para espacios de colaboración”, consideró el CEO.


Al respecto, Chesky dijo a Time que trabajar de forma 100% remota puede diversificar la contratación, ya que los empleados pueden estar basados en cualquier lugar, pero también puede hacer que algunos empleados se sientan aislados de sus compañeros de trabajo y de la empresa.


Aunque expresó que es necesario llegar a un compromiso, cree que hay fallas en el modelo de trabajo híbrido común de hacer que los empleados trabajen desde la oficina tres días a la semana, que utilizan empresas como Google y Apple, entre otras compañías globales.

La alternativa de Airbnb a este modelo es que los empleados se reúnan en persona aproximadamente una semana por trimestre.


“Mi predicción es que tres días a la semana se convierten en dos días a la semana, y dos días a la semana se convierten en un día a la semana, y muy pronto ¿estás realmente en un mundo híbrido, o eres mayoritariamente un mundo remoto?”, dijo el CEO.


“La gente no se da cuenta de que esto de dos o tres días a la semana no es súper sostenible. La gente se va a dar cuenta de que hay que tener más en cuenta cuándo se reúne la gente. Y reunámonos una o dos semanas seguidas’”.


El caso del CEO de Google: volver si o si



El CEO de Google, Sundar Pichai, publicó este domingo un post en su blog para destacar la publicación del informe de impacto económico de la compañía. El informe detalla cosas como el número de puestos de trabajo que Google ha creado, así como el efecto que tiene en las pequeñas empresas a través de herramientas como Google Ads.


Por ejemplo, Pichai afirma que Google aportó "u$s617.000 millones en actividad económica para millones de empresas, organizaciones sin ánimo de lucro, creadores, desarrolladores y editores estadounidenses el año pasado. Además, la economía de aplicaciones de Android ayudó a crear casi dos millones de puestos de trabajo el año pasado, y el ecosistema creativo de YouTube apoyó 394.000 puestos de trabajo en 2020".


Más adelante el informe detalla que Google está gastando u$s9.500 millones en oficinas y centros de datos este año. Este dato enciende una pregunta: con el actual impulso del trabajo remoto e híbrido en las grandes empresas tecnológicas como Google, ¿por qué invertir tanto dinero en edificios en los que no se espera que la gente se presente a trabajar?

Por qué es importante volver a la oficina para Google


"Puede parecer contradictorio aumentar nuestra inversión en oficinas físicas incluso cuando adoptamos una mayor flexibilidad en nuestra forma de trabajar. Sin embargo, creemos que es más importante que nunca invertir en nuestros campus y que al hacerlo conseguiremos mejores productos, una mayor calidad de vida para nuestros empleados y comunidades más fuertes".


Además, añade, que otra razón para volver a al trabajo presencial es que "las oficinas y los centros de datos de Google son anclas vitales para nuestras comunidades locales y nos ayudan a contribuir a sus economías".

Problemas con el teletrabajo en Silicon Valley

Las personas que vieron las ventajas de teletrabajar durante la pandemia sienten que han perdido mucha calidad de vida y beneficios con el regreso a las oficinas y las instalaciones de la empresa.


Empresas de todo el mundo -en algunos países más que en otros- tocaron la corneta para volver a la oficina, si no todos los días, varias jornadas a la semana.

Pero muchos empleados se resisten. Por ejemplo, los trabajadores de las grandes compañías tecnológicas de Silicon Valley (Estados Unidos) lo tienen claro: la mayoría prefieren seguir trabajando desde casa que volver a la oficina, ni aunque eso supusiera una subida de sueldo de hasta 30.000 dólares anuales.

Teletrabajo en Silicon Valley

Con la mejora de la situación epidemiológica las restricciones se han ido relajando y la posibilidad de volver a la oficina no hace ninguna gracia en el área de la bahía de San Francisco, donde se ubican las sedes de varias de estas grandes compañías.

Empleados de tecnológicas de Silicon Valley quieren continuar con el home-office


La plataforma de publicaciones profesionales anónimas Blind reflejó a través de una encuesta qué opinan los empleados de 45 de las principales compañías financieras y tecnológicas del área.


Y las conclusiones son claras: hay pocas ganas de volver a la oficina. A la pregunta "¿Preferirías seguir trabajando permanentemente desde casa aunque tuvieras que renunciar a un aumento de 30.000 dólares al año?", el 64% de los encuestados respondió que sí.

Los talentos IT prefieren trabajar desde casa

En Qualcomm y JPMorgan los empleados si prefirieron el aumento de sueldo antes que teletrabajar


Apple, Amazon, Microsoft, Google, Facebook, Goldman Sachs, JPMorgan. Un total de 3.000 empleados de las 45 compañías más importantes de Estados Unidos participaron en la encuesta de Blind. Casi dos tercios de los empleados seleccionó que "Claro que prefiero seguir trabajando desde casa".

Solo en Qualcomm y JPMorgan obtuvo mejor resultado la opción de la subida de sueldo de 30.000 dólares.


Por otra parte, entre los empleados de la compañía Citadel se dio el único empate de toda la encuesta que también relevó La Vanguardia.

Las firmas importantes que más valoran continuar trabajando desde casa son: Twitter (89%), Lyft (81%), Netflix (78%), Salesforce (76%) y PayPal (75%).


Zillow Group -compañía más pequeña que las demás- se lleva la palma, con el 100% de los empleados prefiriendo el teletrabajo al aumento de 30.000 dólares. Lo que queda claro con la encuesta de Blind es que gran parte de Silicon Valley valora más su calidad de vida que su bolsillo, puesto que la cantidad resulta exagerada.


En tu compañía, ¿qué modalidad de trabajo han adoptado?

Cuéntanos en nuestra encuesta sobre Smartworking.


¡Recibirás una infografía gratuita con los resultados!


15 visualizaciones0 comentarios