• Cuponstar

CuponstarLeaders con AVON: "Para trabajar en HR hay que ser más humanos y empáticos"

Este Mes de la Mujer, entrevistamos a Graciela Vandam, HR Head de Avon, para que nos cuente sobre su experiencia en el mundo de Recursos Humanos, y sus iniciativas para erradicar la brecha de género en Avon y construir una compañía más humana. Violencia de género, apoyo a la parentalidad, trabajo flexible, en palabras de una mujer líder.



¿Cómo comenzó tu trayectoria en Recursos Humanos?


Mi trayectoria comenzó en las áreas de Capacitación. Soy Licenciada en Ciencias de la Educación y fui docente de todos los niveles del sistema educativo; luego, reorienté mi vocación docente al sector privado. Me dediqué al diseño didáctico de diferentes cursos, actividades e iniciativas conectadas al desarrollo personal y profesional, y también como facilitadora de los mismos.

Más tarde, encontré en el rol de HR Business Partner la posibilidad de mantener ese foco pero con una mirada más integral, no solo abarcando más procesos de Recursos Humanos, sino también conectándome directamente con el negocio y mis “áreas cliente”, ampliando y enriqueciendo, en ese intercambio, mi rol.




¿Qué la inspira cotidianamente en su labor?


Me inspira el vínculo, la red. Puede parecer poético o romántico, pero es genuino. Me nutro y me energizo a través del contacto con los colaboradores, los líderes , los equipos y mi equipo. En ese sentido, ha sido un desafío la virtualidad porque disfruto del encuentro personal, pero busqué la manera de sostener esos espacios. También me inspira el propósito de Avon como compañía, porque me conecta y amplifica esos mismos valores que me acompañaron desde que elegí mi carrera profesional.


¿Cuándo descubriste que el área de RRHH era tu vocación?


Lo descubrí cuando vi las posibilidades que tenía de aplicar y expandir en el ámbito del trabajo aquello que era esencial en la escuela. No existía en mi carrera una orientación en ese sentido y me conecté con el mundo del trabajo a través de un curso de posgrado y de la mirada de colegas que se habían incorporado al mundo de los Recursos Humanos y me dijeron “esto es para vos”.


¿Cuál es tu experiencia laboral anterior a AVON?


Fui docente de todos los niveles del sistema educativo, desde jardín de infantes hasta la universidad; también fui formadora de formadores y capacitadora independiente. Antes de Avon, donde ingresé hace 18 años, trabajé como analista y responsable de Capacitación de una línea área y me formé como Instructora – Facilitadora de Factores Humanos en la Aviación, que me llevó a dictar cursos de esta especialidad en Centroamérica y en el Centro de Capacitación profesional de la Prefectura Argentina. También fui docente, y luego asesora pedagógica, de la ATFA (Asociación de Técnicos de Fútbol Argentino) para el desarrollo de las Carreras de Entrenador de Fútbol, Futsal y Entrenador de Arqueros.


¿Qué es lo primero que aconsejarías a alguien que se está incorporando o ya trabaja en el rubro de RRHH?


Para mí, lo primero es tener orientación a las personas; aun cuando te estés sumando al área más administrativa de RRHH o en una organización que tenga una visión más tradicional del trabajo, si te enfocas en las personas, vas a hacer la diferencia.

Tenemos esa posibilidad de aportar esa perspectiva al negocio: la humana. Ya sea a través de sugerencias y propuestas puntuales, o de incorporar transversalmente esa mirada a los procesos en los que te toque trabajar.


Algunas de las cualidades que me permitieron desempeñarme en el área de personas son la Empatía y sensibilidad; buenas relaciones interpersonales y resiliencia. Profesionalismo.


Sabemos que la nómina de Avon se forma, mayormente, por mujeres. ¿Qué tipo de obstáculos crees que encuentran las mujeres en el mercado laboral?


Aún hay muchos obstáculos que impiden el desarrollo igualitario de las mujeres en el mundo laboral, como los sesgos culturales, estereotipos de género o la famosa “doble jornada”, que no es más que la desigual distribución de las tareas domésticas y de cuidado.

Sabemos con certeza que la crisis generada por la pandemia impactó aún más en las mujeres. El Covid-19 provocó que las brechas de género se ampliaran, perjudicando especialmente las perspectivas de empleo y de ingresos de las mujeres. Además, el confinamiento agudizó la crisis de cuidados, aumentando la carga global de trabajo de las mujeres. Como si fuera poco, en los momentos de mayor aislamiento (ASPO) vimos aumentar la vulnerabilidad que enfrentan las mujeres -y sus niños y niñas- que viven situaciones de violencia doméstica de género. En síntesis, en diversos indicadores de género, vemos retrocesos en avances logrados.


Por eso, en Avon tenemos políticas que mejoren el balance de la vida laboral y personal, y que aseguren la equidad de pago, trabajando para eliminar cualquier brecha salarial por género; pero también buscamos promover el cambio cultural necesario, sensibilizando en temas como igualdad y violencia de género y co-responsabilidad en las tareas domésticas y de cuidado.


¿Cómo AVON ayuda a la igualdad de género dentro y fuera de la organización?


Más que hablar de “empoderamiento femenino”, como suele suceder, preferimos hablar de igualdad de género, porque esta noción nos permite poner sobre la mesa el verdadero problema estructural que hoy enfrentamos las mujeres -así como otras poblaciones vulneradas- que es la desigualdad de género.


En Avon, tenemos una política corporativa de promoción de la igualdad de género tanto desde iniciativas de Recursos Humanos, como en nuestros compromisos de responsabilidad social. Para nuestro trabajo con la comunidad, sugiero ver el trabajo inmenso que lleva adelante Fundación Avon en Argentina.


A nivel institucional nuestro compromiso con la igualdad de género está formalizado interna y externamente: firmamos los Principios de Empoderamiento (WEPs) de ONU Mujeres, somos miembros fundadores de la

IPG (Iniciativa por la Paridad de género) y además hemos establecido metas concretas en nuestro Compromiso con la vida.



¿Cuál es el porcentaje de inserción laboral femenina en AVON Argentina?


En Avon tenemos un 47% de mujeres en nuestra organización -incluyendo nuestra planta de producción y centros de distribución, y el personal administrativo- y más de un 60% en posiciones de liderazgo (mandos medios y alta dirección).

Avon siempre tuvo la política o la ambición de ser “la empresa para las mujeres”, por lo que siempre contamos con prácticas que aportaran a la atracción y desarrollo de mujeres.


En términos de la presencia de mujeres en la organización y en el liderazgo, Avon se encuentra por arriba del promedio de las empresas de su sector de actividad, por arriba del promedio de las empresas de su tamaño; por arriba del promedio nacional del sector privado total.



¿Qué iniciativas tienen en AVON para sus empleadas mujeres?


Trabajo Flexible


Hace ya varios años, proponemos un entorno de trabajo flexible que permita un balance de vida laboral y personal con modalidades de trabajo tales como Jornada Flexible, Home Office y Viernes Flex.


Acompañamiento de la parentalidad.


Como complemento de las licencias remuneradas -la de paternidad extendida a 15 días-, AVON ofrece tanto a madres como a padres la posibilidad de optar por un soft landing: una política de retorno paulatino al trabajo. Además, contamos con subsidios para gastos de guardería. Frente a la pandemia, y entendiendo que el trabajo remoto presentó desafíos dobles a aquellas personas con niños o niñas, aumentamos el apoyo para gastos de guardería o servicios de cuidado de niños y niñas.


Además, AVON cuenta en sus dos plantas con salas de lactancia. En Argentina, 8 de cada 10 mujeres declaran que en su lugar de trabajo no hay un lugar asignado para extraerse leche o amamantar. Por ello, es fundamental acompañar desde los espacios de trabajo para que las colaboradoras puedan ejercer su derecho a sostener la lactancia materna en un espacio especialmente preparado para ese fin.





Prevención de la violencia de género.


Avon fue pionera en el sector privado en crear e implementar un Protocolo y Licencia por Violencia de Género, porque entendemos que ninguna mujer puede desarrollarse y ser plena, ni personal ni profesionalmente, si está atravesando una situación de violencia y, como organización, queremos promover espacios libres de toda violencia.


Pay equity.


Hoy, como parte del Grupo Natura &Co, estamos acelerando nuestro compromiso de eliminar toda brecha salarial por género, impulsando análisis en profundidad de las compensaciones en cada equipo y corrigiendo brechas inexplicables por otros factores. Estamos llevando la perspectiva de género transversalmente a toda la organización.


¿Cómo funciona y se implementa este Protocolo de Violencia de género?


El Protocolo tiene como objetivo establecer procedimientos de apoyo y acompañamiento integral a las colaboradoras que se encuentren en situaciones de violencia, brindando las medidas necesarias para garantizar la seguridad y el bienestar de las mismas; pero también el desarrollar acciones preventivas a través de la educación y capacitación de todos los públicos de la empresa -especialmente a los líderes-, para evitar estos comportamientos, consolidando una cultura de respeto y fortalecimiento de sus colaboradores/as.


Es una política y una normativa organizacional que reconoce y entiende el fenómeno de la violencia basada en género y enuncia el rol y la responsabilidad de la empresa en facilitar y acompañar los procesos –ya sea personal, legal, familiar o administrativa- determinados por la colaboradora en situación de violencia.


El protocolo solo se activa si la Colaboradora así lo solicita, con el fin de respetar su autonomía. Frente al pedido de apoyo a un compañero/a, o su líder o cualquier miembro de la red especializada, se realiza una entrevista con la Colaboradora para evaluar la situación, los riesgos y los mejores pasos a seguir.

Es un proceso estrictamente confidencial, y todo el proceso involucra a personas capacitadas para realizar un abordaje integral, sin revictimizaciones y basado en una perspectiva de género y derechos humanos.


Las medidas de acompañamiento son varias y dependen del caso.


Por un lado, se podrá derivar a la Colaboradora -con su acuerdo- a una organización externa especializada, para su acompañamiento social, psicológico, legal, etc.


Pero también desde la empresa, contamos con mecanismos como la licencia especial por violencia de género, que le permite disponer de días para: asistir a las entrevistas con profesionales, hacer los trámites judiciales necesarios, tomar los días de descanso.


Asimismo, se ofrece la posibilidad de acceder a un préstamo de hasta dos sueldos adelantados para poder afrontar la situación. Ya sea para mudanzas, traslados, representación legal, o lo que necesite.



Conoce más sobre las iniciativas de AVON:


Protocolo y Licencia por Violencia de Género AVON



Vos Tenés Que Ver - Acoso




Para conocer más sobre las acciones de AVON, te invitamos a revivir nuestro webinar GRATUITO de #CuponstarTalks, junto a:


Graciela Vandam, HR Head de Avon

Lorena Palmieri, Gerente de Capital Humano de Farmashop




94 visualizaciones0 comentarios